Lizandra Ibáñez David
Escribidor
53 años

Grau de Castelló

La nostalgia por un trozo de tierra a los pies del Penyagolosa, comenzar a escribir sobre ese lugar para sentirme de vuelta en casa, un primer manuscrito terminado casi sin querer y un editor que, de forma fulminante, encontró en él la novela que buscaba publicar, me hicieron creer en que mi destino era no dejar nunca de contar historias. Hoy, con más de cuatro años transcurridos, tres libros en la calle y cansado de publicar por el mero hecho de ver lo que escribo bajo el sello de una editorial, alterno mi tiempo en tres frentes literarios: reescribir, por enésima vez, una novela negra inédita, a la que no dudé en calificar como terminada hace casi mil años, escribir una nueva con los Maquis como fondo y ambientada de nuevo en Cedramán y, sobre todo, a crear relatos, un gran placer del que no me canso de disfrutar. Al hilo de estos últimos, mantengo con Àngels, mi pareja y mi poeta de referencia a tiempo completo, un magnífico duelo en el que en las únicas armas permitidas son las que nos proporciona la RAE; la palabra del día de cada sábado. Un reto al que no hemos faltado ni una sola semana desde que nos conocimos.
Enviar un message
Mis pasiones

Leer un buen libro. Escribir.

Perfil literario

Me gusta escribir sobre lo que conozco.

Mi trabajo

Escribo para sobrevivir

Mis referencias

Las experiencias, buenas y malas, que han transcurrido por mi vida.

Mis proyectos de libro

Obras publicadas: El veneno de los templarios: Novela contemporánea, publicada por editorial Defran en Noviembre de 2015. Cáceres Negro. El Señuelo: Novela negra corta, primera parte de una saga. Publicada por ediciones Tranvía en Abril de 2016. Cáceres, fotografías y relatos: Fotografías de Juan Carlos Blanco, acompañadas de mis relatos cortos. Auto publicada junto al fotógrafo. En la actualidad tengo entre manos otra novela, Maquis, ambientada en la posguerra.

Mis libros

Policíaca
6.25/10

El Legado

¿Puede la sociedad ponerse de parte de un asesino en serie? ¿Es aceptable que lo hagan porque sus víctimas son maltratadores?
Sea como sea, Jorge Sanabria, busca desenmascarar al asesino antes de que el cáncer que le está matando gane la batalla...

205 páginas