Aris
Aris
Asistente del Decano de Ingeniería Universidad
54 años

San Juan

Status
Nuevo lector - 1 Manuscrito(s) evaluado(s
Géneros preferidos
Histórica
Manuscritos descargados
3
Media de las notas dadas
7/10
Enviar un message

Tu ficha de lectura

7.00 Apreciación global

7.00 Apreciación literaria

El brote

Las esculturas de madera parece que espían en la oscuridad. Sus rostros se esconden tras los matorrales, los troncos y las raíces empapadas. La niebla desciende de las cimas como un enorme gusano blanco que, sin prisa, quisiera devorar el bosque. A veces la luvia cae y empapa las hojas secas. Huele a musgo y a piedra, y el sol resplandece en las aguas lejanas del lago cubriéndolo de rojo.

Jorge, un niño de once años, llega a la cabaña de sus abuelos a pasar unos días. No quiere estar allí, y en la humedad oscura, parece que hay cosas que también0 desean que desaparezca.

Escrito con un ritmo y un estilo cercanos al guión televisivo, «El brote» es una novela corta sobre la esperanza, la magia y la bondad, pero también sobre el miedo, el dolor y la venganza. Descubre qué se oculta entre las hojas.

Mi resumen

El Brote (suspenso) Jorge, es un chico de 11 años. Su padre, Roberto, lo lleva a pasar unos días de vacaciones con sus abuelos, Arturo y Amalia, en el campo. El abuelo padece alguna enfermedad. El chico no tiene mucho interés en quedarse en ese lugar donde viven sus abuelos por parte de su padre, hubiera preferido quedarse en otro lugar. De camino observa unas figuras extrañas, que llaman su atención, pero no distingue qué pueden ser, realmente eran de madera, hechas por el abuelo. Su abuelo, también la abuela, logran ganarse su confianza poco a poco y le cuenta sobre las figuras de madera que suele crear y colocar en el bosque y cómo algunas han cambiado de lugar. Desde su habitación, que brinda una vista del campo, observa alguna. Esa primera noche sintió pisadas afuera y como si un susurró dijera su nombre. Fueron de paseo y encontraron unas figuras hechas por el abuelo: Masul, que tenía pintada una cara y Gnip, era otra de las figuras, un nomo de madera, bastante maltratado. También visitaron un roble muy grande. Desde allí se veía una isla que muchos al emprender el viaje para llegar, jamás la encontraban. El abuelo afirmaba que Masul podía moverse de un lugar a otro solo, decía que sus figuras tenían voluntad, Amelia, la esposa, no lo creía. Preparaba otra figura, Moham, afirmando que su espíritu viviría en él cuando muriera. Por otro lado, había un Tocón de madera, el abuelo le contó que ahí él dejaba cosas y desaparecían. Una noche Masul apareció en la habitación de Jorge sin que nadie lo pusiera allí, y este se asustó mucho. Otro día el niño no estaba, había pisadas que llegaban hasta la cama de Jorge, Olía a humedad y había hojas secas en el suelo y trocitos de rama entre las sábanas. El chico había desaparecido. Los buscaron por todos lados, tanto los familiares como la policía, bomberos, rescatistas y no pudieron encontrarlo. La gente del pueblo cooperó, pero sin resultado. Se dieron por vencidos todos, menos el abuelo, que continuaba con la búsqueda. Amelia se frustró de toda esa vida, en que Arturo no volvía a la casa sino tarde. Decidió irse por un tiempo. El abuelo afirmaba que las figuras estarían en el mismo lugar donde estaba Jorge, incluso afirmaba que se lo habían llevado por su culpa. Un día tuvo una conversación con otra figura, y le contó como el Roble estaba furioso con él porque le había llevado a Masul. Encontró a Masul, y lo quemó, este le le suplicaba no lo hiciera. Hubo un chantaje para que él hiciera eso por parte del roble y entonces le devolvería a Jorge. Amelia regresó a la casa, Marcos, un hombre que había ido a acampar al bosque encontró un pantalón, que resultó ser de Jorge. Al identificarlo, las autoridades reabrieron el caso y comenzó la búsqueda que hacía más de un año que habían detenido. Uno de los policías logró ver una figura de un hombre, desaliñado, sucio… Lo siguió sin que se diera cuenta y llegó hasta una especie de cueva, donde encontró todo el lugar sucio, olía mal, había excremento y sobras de comida y basura. Logró identificar a una persona dentro de una jaula, a quien él le tiraba comida. Ese mismo día Amelia encontró el cuerpo sin vida de Arturo en el taller donde trabaja, en su propia casa, llevaba cuatro días de muerto. Lograron rescatar al niño y devolverlo a sus padres. El hombre que lo raptó parece que sólo quería una compañía, se sentiría solo. El abuelo, en la figura de Loham regresó al roble. La abuela encontró a Gnip, bastante maltaratado… se quedó dormida. Al despertar olía a barniz, y Gnip estaba reparado. Ella quedó muy tranquila. Termina con un nuevo BROTE en el viejo tronco que desde que fue cortado nunca había dado ninguno. Dos de los personajes tomados de la mano retirándose a la Isla que nadie alcanzaba. No logro definir bien cuáles son los personajes se retiran a la isla.

Apreciación general

En una frase : Creo que es una Buena historia para quien guste del suspenso, pero entiendo que sería bueno que el autor la repase para arreglar algunas partes y que la historia fluya más fácilmente.

Qué he apreciado especialmente : Los mejores momentos, cuando el abuelo se acerca al nieto; cuando rescatan a Jorge, hay bastante acción y el final donde hay un halo de paz y alegría en el ambiente del relato.

Otros comentarios

Estilo literario : Entiendo que se Deben arreglar algunas partes e identificar más adecuadamente los capítulos.

Mi impresión sobre el título del libro : El título realmente se comprende cuando se termina la historia. Me parece adecuado.

Qué opino de los personajes : Me parecen bien desarrollados, y se identifican bien dentro de la historia.

Qué opino del tema general del libro : Creo que es un tema que puede desarrollarse aún más. Es una historia de 72 páginas, pero quizás algunas partes

¿Este libro sería una buena película? : Creo que podría ser un buen cortometraje. Me recuerda una película que ví hace unos meses: Monster Calls, tiene un aire a esa película. https://www.youtube.com/watch?v=-r8zEHnzC00