Sandra Villamarzo iglesias

Sandra Villamarzo iglesias
38 años / Oviedo
Géneros evaluados :
FICCIÓN: TODAS LAS CATEGORÍAS General
Inscrito/a el : 26-Jul-2017
Enviar un mensaje

« Trabajadora social »

He evaluado 5 libro/s.

He leído y evaluado entre los libros editados

Aun no he leído nada en esta categoría

He leído estos manuscritos

6.77 Appréciation Globale

7.00 Appréciation Littéraire

Trending Topic #Parabellum

La fotografía del perfil de varios usuarios de Twitter aparece con una mancha de sangre. Poco después, se encontrarán sus cadáveres.
Ortega y Bruno, dos policías antagónicos, se introducirán en el caso de un modo enfermizo. A veces se sentirán atrapados, y otras atraídos, pero no pararán hasta averiguar quién es el asesino, dentro del complicado laberinto de las redes sociales.

Mi apreciación
Sandra Villamarzo iglesias
7.00 Sandra Villamarzo iglesias - (33011) / 13-Aug-2017

Me ha gustado, esta bien diseñado y explicado a pesar de unos capitulos intermedios en los que te pierdes. Altamente recomendable, es muy entretenido y por lo general tiene buen ritmo-
Leer la evaluación completa

6.60 Appréciation Globale

6.00 Appréciation Littéraire

Un buen semestre

Didier Moncada es un chico provinciano de extracción humilde, de lo cual se avergüenza. Ha logrado mudarse a la capital y vive con su novio, un hombre mayor, en un barrio de clase alta; estudia en una universidad prestigiosa y cree llevar una vida feliz, más bien acomodada. Sin embargo, en una noche de fiesta, conoce a Andrés, un joven atractivo e irresistible con quien empieza una relación secreta y paralela. No ha pasado mucho tiempo cuando su novio descubre la infidelidad y lo echa del piso. Con lo poco que posee, Didier decide irse a vivir con Andrés a un cuarto pequeño de una casa comunal, en un barrio de clase media.
Después de un mes, la situación se ha vuelto insostenible. Los problemas económicos, y la incapacidad de Didier para asimilar su nueva realidad, causan que Andrés lo abandone, dejándole como excusa una breve nota que, lejos de aclarar las razones de su partida, llena de dudas al protagonista. Ante la imposibilidad de quedarse en aquel lugar, Didier escapa sin pagar el alquiler y se acomoda en el extrarradio de la ciudad, donde piensa que tendrá más opciones de sobrevivir. Mientras está allí, recibe la visita intempestiva de un primo que no ve desde la infancia, con tan mala suerte de que este, homofóbico, se entera de que es gay y se lo cuenta a sus padres.
Acorralado por los problemas y el recuerdo de Andrés, Didier cae en un espiral de fiestas. El exceso de drogas y alcohol lo llevan a cometer un delito del cual no le resultará fácil zafarse: un robo a una compañera de la universidad, hija de un poderoso político, que lo deja al borde del desastre. Tampoco logra responder en la universidad, de donde está a punto de ser expulsado por bajo rendimiento. Para evitarlo, se atreve a amenazar a un alto directivo. Las consecuencias de este hecho despiertan en Didier, por primera vez, la necesidad de confrontar sus miedos y dudas, y a darse cuenta de que él mismo es su peor enemigo.
Durante esta crisis aparece Rosalinda, estudiante en la misma universidad, y a quien Didier ha denigrado hasta el cansancio por considerarla de una clase social inferior. Ella, no obstante, le muestra a su compañero, con su sencilla labor de vendedora de chocolates, que la vida puede ser más simple y llevadera si se renuncia a las máscaras sociales. El espejo en que Didier se mira la vida devuelve una imagen hecha de frustraciones por el tiempo perdido, la sensación atroz de haber vivido solo en la necesidad de la aceptación social.
Un buen semestre es una novela que trata sobre la soledad, las relaciones personales y sociales y la marginalidad muchas veces autoimpuesta por criterios de posición, dinero o condición sexual. Una historia de personajes cotidianos en mundos urbanos muy próximos entre sí, pero a la vez con límites insalvables por las fronteras que marcan los prejuicios, las falsas apariencias, los miedos, escrúpulos y convencionalismos. El inmenso y oneroso poder del statu quo: lo establecido.

Mi apreciación
Sandra Villamarzo iglesias
6.00 Sandra Villamarzo iglesias - (33011) / 28-Aug-2017

lectura entretenida, rapida y que te enseña aspectos de la sociedad de bogota desconocidas para mi al menos. es un libro con algo de moralina, puesto que implica un triunfo del amor, no del amor romantico pero si del cariño, la amistad, la aceptacion...
Leer la evaluación completa